En este Blog encontraras críticas, comentarios y datos cinematográficos.
¡Cuidado! Entre ellos se encuentran SPOILERS.

lunes, 21 de abril de 2014

PSICOSIS

“Todos nos volvemos locos alguna vez”

Ficha de la película:
Título original: psycho
Director: Alfred Hitchcock
Producción: Alfred Hitchcock
Duración: 109 minutos
Género: terror
Actores principales: Anthony Perkins, Janet Leigh, Vera Miles, John Gavin, Martin Balsam, John McIntire
Lugar y año: Estados Unidos 1960

Sinopsis:
Marion Crane, tras hurtar una importante suma de dinero a la empresa para la que trabaja decide huir y comenzar una nueva vida que sería costeada con el capital adquirido.
La preocupación de Marion por ser descubierta por la policía la lleva a tomar notables precauciones para ocultar su crimen entre las que destaca cambiar de coche. Una de las paradas en su viaje de huida resulta ser el motel Bates. Allí conocerá a Norman Bates quien se encargará de hospedarla.

Critica:
Psicosis es el clásico entre los clásicos. La película de terror por antonomasia. Apreciada y reconocida por la crítica a lo largo de los años y
sin embargo actualmente ignorada por un público que declina su formato en blanco y negro y su carencia de los sobreexplotados efectos especiales.
Es cierto que en psicosis no veremos carnaza pero también es cierto que no es lo que buscamos en una película de estas características.
El maestro Hitchcock es el amo indiscutible del suspense nos hace temer lo que no vemos más que lo que vemos, o mejor dicho que lo que creemos ver.
En esta película es muy destacable el elemento sorpresa. El personaje de Janet Leigh comienza acaparando la pantalla. En el momento del estreno de psicosis la popularidad de la actriz estaba en alza y de ella se esperaban solo papeles protagonistas por lo que su prematura muerte causa desconcierto en el espectador, una sensación de confusión que ya no se abandonará hasta el final del film.
La interpretación del personaje de Anthony Perkins no es fácil. Resulta complejo saber llevar la (nunca mejor dicho) psicosis del personaje sin caer en la comicidad y Perkins lo logra brillantemente.
Sin embargo el mérito de esta película no es tanto la interpretación de los actores si no la excelente dirección y el rodaje de la misma.
El uso de la música no podría ser más inteligente en esta película, llega un momento en que los latidos del corazón del espectador parecen acompasarse a la marcada melodía la cual nos avisa y nos prepara para los momentos en los que se alcanza la máxima tensión (algo parecido a lo que años después hará Spielberg con "Tiburón")

El final de la película es soberbio. El plano que se va acercando más y más al psicótico Norman mientras puede escucharse el monologo de “su madre” considero que es la mejor escena de la película, aunque la que más haya transcendido sea la frenética (y también brillante) escena de la ducha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario